Estamos a Sabado 29 de Abril de 2017 - Su direccion IP : 54.81.185.16
Todo arrow Actualidad arrow Noticias arrow Manifiesto de juristas e historiadores
Manifiesto de juristas e historiadores Imprimir E-mail
Escrito por Círculo Republicano   
viernes, 15 de junio de 2007

 

Un grupo de unos treinta historiadores y juristas han denunciado la proliferación de intervenciones en la vida pública con voluntad de "intoxicación política" en el debate sobre la "dictadura franquista" y han criticado que aquellos que nunca la condenaron se oponen a devolver la dignidad a las víctimas.

En la presentación de las conclusiones del seminario "Violencia, represión y justicia en Cataluña (1936-1975)", los expertos han reprochado que "aquellos que nunca condenaron la dictadura ahora se opongan a la política de reconciliación y justicia, con el pretexto de no hurgar viejas heridas".

En la reflexión final del manifiesto hecho público hoy los expertos firmantes consideran "inaceptable la actitud de los que ahora reaccionan airadamente contra todo intento de sacar del olvido y devolver su dignidad a las víctimas de la violencia franquista".

Añaden que consideran "particularmente lamentable la campaña del episcopado español de cara a las beatificaciones o canonizaciones anunciadas para el próximo octubre en Roma".

En este sentido, el Papa Benedicto XVI autorizó el pasado 1 de junio la beatificación de 127 religiosos españoles, considerados mártires de la Guerra Civil.

La presentación de este documento coincide con la tramitación del proyecto de ley del Memorial Democrático en el Parlament de Cataluña y de la ley de Memoria Histórica en el Congreso de los Diputados.

Estos académicos han destacado que la explosión de violencia en la retaguardia republicana "no es imputable a las instituciones republicanas", de las que han destacado su "plena legitimidad", y han remarcado que "sin la insurrección militar de julio de 1936 no habría habido ni guerra civil ni explosión de violencia".

Por su parte, el documento de conclusiones considera que ni las autoridades militares, ni las civiles, ni las eclesiásticas del Estado franquista denunciaron la violencia ni procuraron ponerle fin, y que fue "consustancial" a los objetivos "antidemocráticos" de las tropas franquistas.

El documento denuncia que la "dictadura totalitaria" institucionalizó un aparato represivo que duró hasta el fin del régimen la violencia contra cualquier forma de oposición y disidencia.

"La dictadura vulneró, hasta sus últimos días, los derechos humanos y las libertades civiles básicas en cualquier sociedad democrática", añaden los expertos en sus conclusiones.

El historiador Borja de Riquer ha sugerido que se tienen que buscar procedimientos para intentar que las pseudocondenas franquistas puedan ser liquidadas, y ha propuesto que se haga por la vía política mediante una ley del Parlament que declare inválidas todas las condenas.

De Riquer ha exigido valentía política y ha acusado la derecha de "no superar el trauma" y de demostrar con sus actos "ser los nietos de los franquistas, por "poner pegas y considerar revanchistas" las iniciativas por restaurar la memoria de las víctimas franquistas.

Por otra parte, ha reprochado a la Iglesia católica que aún no haya hecho autocrítica sobre su comportamiento y, concretamente, ha criticado las beatificaciones y canonizaciones masivas de mártires anunciadas para el próximo octubre en Roma.

Entre los firmantes del documento se encuentran el jurista Carlos Jiménez Villarejo (ex fiscal anticorrupción), el magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, el catedrático de Derecho Constitucional Marc Carrillo y los historiadores Borja de Riquer, Angel Duarte, José María Thomas, Manuel Risques, Ferran Gallego, Carme Molinero, Francesc Vilanova, Andreu Mayayo, Joan B. Culla, Hilari Raguer y Pere Ysàs, entre otros.